Consecuencias del embarazo precoz en el Perú, ¡es momento de ayudar!

21 ene, 2021 - 4 min


Compartir facebook twitter linkedin whatsapp messenger

Para el 2018, según ENDES (2018), 13 de cada 100 adolescentes peruanas fueron madres o estuvieron embarazadas por primera vez, un hecho que genera consecuencias fatales, económicas y sociales en la vida de las niñas y adolescentes. En este artículo te explicamos más sobre esta problemática.


En el estudio Consecuencias socioeconómicas del embarazo y la maternidad adolescente en Perú, publicado por Plan International en conjunto con el Fondo de Población de las Naciones Unidas -UNFPA-, se establece que el embarazo adolescente y la maternidad temprana limitan la libertad de decisión de las niñas y las adolescentes debido a la educación interrumpida, los matrimonios, las uniones forzadas o, en algunos casos, el abandono. En la mayoría de estos casos tampoco se respeta su capacidad de decisión sobre sus cuerpos y sus derechos sexuales y reproductivos. 

 

En el caso de las adolescentes menores de 15 años, por ejemplo, muchos embarazos se producen como consecuencia de la violencia sexual y generan una profunda afectación de su salud y una transmisión intergeneracional de la pobreza, la vulnerabilidad, la exclusión, la discriminación y la desigualdad de género. 

 



Riesgos del embarazo adolescente 

 

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud -OMS-, las complicaciones durante el embarazo y el parto son la segunda causa de muerte entre las niñas y adolescentes de 15 a 19 años en el mundo. Esto, sin considerar los 3 millones de abortos clandestinos que se practican al año y que contribuyen a la mortalidad materna y a los problemas de salud prolongados.

 

Los riesgos que enfrentan las madres adolescentes no son exclusivos del parto. En los países latinoamericanos, los bebés de madres menores de 20 años se enfrentan a un riesgo 50% mayor de mortalidad antes de nacer o durante las primeras semanas de vida, en comparación a los bebés de mujeres de 20 a 29 años. Esto quiere decir que mientras más joven sea la madre, existe un mayor riesgo para el bebé. 

 

En nuestro país el escenario no es distinto. En el 2017, el 15.9% de muertes maternas registradas correspondió a mujeres menores de 19 años. Teniendo en cuenta, además, el contexto de desigualdad de género y la falta de oportunidades, las niñas y adolescentes también se encuentran frente a riesgos adicionales en el ejercicio de sus derechos sexuales y reproductivos.

 

Consecuencias socioeconómicas del embarazo precoz 

 

En el Perú, la deserción escolar por causa del embarazo y los trabajos domésticos no remunerados (el cuidado de los hijos y/o el cónyuge y las tareas del hogar), se produce en el 13.2% del total de mujeres entre 15 a 24 años que tienen por lo menos un hijo. Frente a esta realidad, MINEDU (2018) asegura que 8 de cada 10 adolescentes embarazadas abandonan la escuela. 

 

Este hecho se ve reflejado en el mundo laboral, cuando se analiza el ingreso que las mujeres pueden recibir según su nivel educativo. Por ejemplo, según la ENAHO (2019), lo que ganan las mujeres con estudios de posgrado es 6.1 veces mayor que lo que reciben aquellas que solo cuentan con educación primaria. 

 

Si bien resulta evidente que acceder a una educación superior incrementa significativamente los ingresos, un embarazo precoz tiene un impacto negativo directo en el logro educativo y en la situación socioeconómica futura. Es así como las mujeres que tuvieron hijos en la adolescencia se enfrentan a mayores dificultades para conseguir un empleo: según la ENAHO (2019), de 429,875 mujeres entre 21 y 64 años que tuvieron su primer hijo en la adolescencia (10 a 19 años), hoy 115,267 pertenecen a la Población Económicamente Inactiva (PEI).

 

embarazo en adolescentes

 

Buscando que las niñas y adolescentes puedan ejercer sus derechos sexuales y reproductivos de manera informada y responsable, Plan International ha desarrollado el proyecto Prevención del embarazo adolescente. Este programa se centra en los problemas y las limitaciones, que hacen que la prevalencia de embarazo en niñas y adolescentes mujeres de zonas rurales y urbano marginales del Perú incremente.

 

El trabajo de la ONG se ha centrado en niñas y adolescentes de 13 a 17 años que viven en Piura, donde 14 de cada 100 adolescentes actualmente son madres o están embarazadas. Esta población recibe capacitaciones para tomar decisiones informadas sobre su sexualidad con igualdad de género e inclusión, así como educación sexual integral y servicios de salud mejorados. Sus familiares y líderes comunitarios, también participan en sesiones para responder a las necesidades que los jóvenes comuniquen.

 

Cambiar el futuro de las niñas del Perú requiere de educación, por lo que apoyar iniciativas como estas nos ayudará a promover un liderazgo femenino en las comunidades más vulnerables. Tú también puedes ayudar dando click aquí para realizar una donación. Con tu aporte, ¡más niñas podrán tener una infancia segura!

 

Referencias:

Organización Mundial de la Salud. “El embarazo en la adolescencia”. Recuperado de: https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/adolescent-pregnancy

 

* Las fotografías usadas en esta nota muestran niñas y niños beneficiarios de proyectos de Plan International, cuentan con autorización para su uso y no se debe deducir que se trate de víctimas de algún tipo de violencia y/o abuso.

Compartir facebook twitter linkedin whatsapp messenger

TAGS