Enfrentando la violencia familiar en la actual emergencia SANITARIA

1 abr, 2020 - 1 min


Lima, 26 marzo de 2020.- Ante las recientes 2,463 denuncias recibidas por el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP) por violencia familiar, en el contexto actual de aislamiento social y emergencia sanitaria, proponemos que el MIMP como Ente Rector del Sistema Nacional de Atención Integral a la Niñez asuma el liderazgo que le compete para asegurar el cumplimiento de las siguientes responsabilidades:

 

  1. La intervención oportuna de los servicios de protección con la finalidad de que se dicte la medida de protección de SEPARACIÓN INMEDIATA DEL AGRESOR/A. En ningún caso, las víctimas deben ser retiradas de su hogar.
  2. Identificar a las niñas, niños y adolescentes vulnerables, en situación de calle, en situación de abandono y riesgo de desprotección, a fin de brindarles espacios seguros y protectores.
  3. Garantizar el derecho al buen trato hacia niñas, niños y adolescentes, en situación de Cuidado Alternativo Tipo Residencial públicos y privados. Asimismo, asegurar el aprovisionamiento de materiales de limpieza y protección del personal, y de alimentos para los NNA en cuidado.
  4. Reforzar el acceso a los servicios de atención, mediante la implementación de equipos itinerantes en las regiones donde se han recibido más denuncias de violencia, y difusión acerca de la emergencia sanitaria en zonas rurales y utilizando lenguas originarias.
  5. Incorporar en los programas de teleeducación que desarrolla el Estado, las temáticas de prevención y atención de violencia hacia niños, niñas y adolescentes.
  6. Liderar una campaña comunicacional sobre prevención de la violencia contra la niñez en el contexto del COVID 19 con pautas de crianza positiva usando las diversas plataformas sociales y medios de comunicación.

 

Plan International Perú, como parte del Grupo Impulsor, respalda las medidas adoptadas por el Gobierno peruano en la lucha para contener el COVID19. Sin embargo, este esfuerzo no debe dejar de lado el compromiso con prevenir y atender todo tipo de violencia contra niños, niñas y adolescentes.

 

Finalmente, hacemos un llamado a las familias peruanas a asumir esta inmovilización social con responsabilidad, buscando el diálogo, orientando e informando a las niñas, niños y adolescentes sobre los riesgos del COVID-19, brindándoles buen trato para su desarrollo integral y aprovechando el tiempo para compartir actividades en familia.

 

Grupo Impulsor para poner fin a la violencia

contra las Niñas, Niños y Adolescente

#YoMeQuedoEnCasa