Conoce la realidad del emprendimiento juvenil en Perú y lo que viene

16 jun, 2021 - 5 min


Compartir facebook twitter linkedin whatsapp messenger

¿Tienes idea de cómo se ve el emprendimiento juvenil en Perú? La realidad es que como consecuencia de la pandemia ocasionada por la COVID-19, los y las jóvenes se han visto obligados a buscar nuevas formas de ingreso para mantenerse a ellos mismos y, en algunos casos, a sus familias. Es así como han recurrido a los emprendimientos para independizarse económicamente y trabajar en su futuro. 

 

Antes de hablar del panorama en el Perú, es importante entender en qué consiste el emprendimiento juvenil:

 

En pocas palabras, es una práctica que busca generar en los y las jóvenes, especialmente en las mujeres, las habilidades para el emprendimiento y las condiciones de empleabilidad para un trabajo decente que les permita contar con un ingreso y fomentar la toma de decisiones adecuadas en su vida.

 

En el caso de las adolescentes y mujeres jóvenes en situaciones vulnerables, contar con las herramientas necesarias para emprender puede brindarles la independencia económica que necesitan para huir de la violencia y romper con la pobreza. 

 

¡El emprendimiento juvenil en Perú favorece la educación, el desarrollo de competencias y habilidades en los más jóvenes! 

 

jovenes emprendedores en perú

 

¿Cómo se ve el emprendimiento juvenil en nuestro país?

 

Según el índice de Actividad Emprendedora Temprana (TEA), desarrollado por el estudio de investigación GEM (Global Entrepreneurship Monitor) y el ESAN, el Perú se ubica en el tercer lugar a nivel mundial con la mayor cantidad de emprendimientos en fase temprana, con una tasa de 24.6%. Aquí, cabe aclarar que muchos de estos proyectos están siendo liderados por jóvenes. 

 

De hecho, Perú es uno de los países con la tasa más alta de emprendimiento juvenil en la región, por lo que las microfinancieras están enfocando sus esfuerzos a este segmento y actualmente el 38% de los clientes de créditos son jóvenes entre 18 y 36 años.

 

Estas cifras reflejan que el emprendimiento juvenil tiene bastante potencial; sin embargo, es necesario promover una educación con enfoque de género que permita generar con más fuerza el cambio de roles y la interculturalidad. Es importante que cada vez más mujeres adolescentes y jóvenes participen en procesos de capacitación y empoderamiento para fortalecer su autonomía económica.

 

Si bien es cierto que el gobierno del país permite la formación de emprendimientos para robustecer el desarrollo económico y social de todas las regiones del país, existen una serie de factores que evitan que muchos jóvenes y adolescentes puedan iniciar sus propios negocios. Aquí hablamos de: 

 

  • La desigualdad de oportunidades.

  • Las brechas de género.

  • Los problemas para acceder a financiamiento.

  • La falta de habilidades.

  • El poco apoyo familiar que tienen. 

 

El estudio Condiciones de empleo y oportunidades laborales para las y los jóvenes en Loreto, desarrollado por Plan International en febrero de 2021, demostró que los y las adolescentes viven desigualdad a la hora de contar con una formación técnica profesional y en las oportunidades para insertarse en el mercado de trabajo. Esto se debe a que, como indicamos anteriormente, quienes viven en situación de pobreza enfrentan muchas más barreras que impiden su desarrollo personal, social y económico.

 

Ahora bien, lo cierto es que con la llegada de la pandemia y el aislamiento social, un gran porcentaje de jóvenes perdió su trabajo y actualmente continúa sin una fuente de ingresos estable. Aquí, precisamente, debemos tener en cuenta que a las mujeres les cuesta mucho más encontrar trabajo debido a que deben encargarse del cuidado del hogar, los niños o, incluso, de personas enfermas, responsabilidades que no son valoradas o remuneradas y que ocupan gran parte de su tiempo. 

 

Lo que resulta aún más preocupante son las cifras de empleo informal que ascienden a más del 70% de la población económicamente activa, donde la concentración de mujeres en la informalidad según cifras del MTPE alcanza el 71.5%. ¡Promover el emprendimiento juvenil es fundamental para lograr un cambio! 

 

Frente a esta realidad, en la región de Loreto, por ejemplo, se evidencia la discriminación que sufren la mayoría de las mujeres bajo el argumento de que “los quehaceres del hogar y el cuidado de los hijos o hermanos menores, son su responsabilidad”. Esto se traduce en: 

 

  • Mayor dependencia a los ingresos de la familia o la pareja.

  • Acceso limitado a recursos propios y oportunidades de desarrollo.

  • Menos posibilidades de realizar actividades económicas que favorezcan su autonomía.

 

emprendimiento juvenil

Condición del emprendimiento juvenil en Loreto

 

Loreto es una de las regiones del país donde el emprendimiento juvenil enfrenta una serie de retos importantes como la brecha de género y la igualdad de oportunidades. Para el 2018, 8 de cada 10 loretanos contaba con un empleo informal y aunque se registran alrededor de 33 mil MIMYPES en la región, solo el 12% se considera formal. 

 

En lo que respecta a las mujeres, el embarazo adolescente también representa uno de los principales riesgos para su independización económica y crecimiento. En esta región, el embarazo precoz alcanzó el 30.4% de adolescentes para el 2017, mientras que el promedio nacional era de 13.4% para este mismo año. 

 

Pero eso no es todo. La violencia familiar contra la mujer en Loreto llega al 70%, una cifra mayor al promedio nacional de 68.2%. Allí, además, se promueve la discriminación hacia la mujer en la toma de decisiones con la excusa de no estar preparadas, lo que hace que pierdan el acceso a oportunidades de formación y generación de ingresos. No se les permite asumir roles activos dentro de sus comunidades, mucho menos emprender sus propios negocios.

 

La educación también es un indicador importante aquí. Según INCORE 2020, el porcentaje de la población de 15 años que logró terminar la educación secundaria es del 43% en Loreto y en el resto del país es de 60.6%. Estas cifras, sin duda, hacen que sea mucho más difícil para los y las jóvenes contar con los conocimientos necesarios para desarrollar sus propios emprendimientos e introducirse en el mercado laboral formal. 

 

Si queremos impulsar el emprendimiento juvenil en Perú es importante trabajar de la mano con organizaciones e instituciones que permitan formar a los y las jóvenes adolescentes desde edades tempranas, además de brindarles las herramientas que necesitan para generar emprendimientos sostenibles que garanticen no solo su independencia económica sino que también generen puestos de trabajo.

 

 

¡Tú también puedes ayudar a impulsar el emprendimiento juvenil en nuestro país! Con tu donación podemos llegar a más regiones del Perú para educar a jóvenes y ayudarlos a romper el círculo de la violencia y la pobreza. ¡Trabajemos juntos por un país con igualdad de oportunidades para todos! Haz click aquí para ayudarlos. 

 

 

 

Referencias: 

 

  • Plan International. “Condiciones de empleo y oportunidades laborales para las y los jóvenes en Loreto”. Recuperado de: https://f.hubspotusercontent20.net/hubfs/4390725/Publicaciones/Dise%C3%B1o%20de%20estudio%20Loreto%20%5Balta%20resoluci%C3%B3n%5D_compressed.pdf
  • Apoyarte Perú. “Emprendimiento juvenil en el Perú”. Recuperado de: https://apoyarteperu.org.pe/emprendimiento-juvenil-en-el-peru/
Compartir facebook twitter linkedin whatsapp messenger

TAGS

Colabora con las niñas del Perú dona ahora

Moneda
Frecuencia
Monto
Por menos de S/ 2.00 diario
Tu donación es deducible de impuestos